Karen & Jad

S A N  M I G U E L  D E  A L L E N D E, M X

La boda de Karen y Jade se describe en una sola palabra: vibrante. Llena de colores intensos y un amor que se desborda con cada sonrisa y cada mirada.

Las callejoneadas por San Miguel de Allende son épicas y ésta no fue la excepción, los tonos full white de la ropa de los novios y asistentes hicieron que el momento tuviera un tinte fresco, con dos mojigangas que representaban a los novios, bailando y festejando por la unión, los acompañó nuestro ya tradicional burrito, adornado con flores de colores siguiendo la procesión hasta el final, con el toque mexicano que caracteriza a las callejoneadas y poniendo a bailar a todo el mundo fue de nuestros mariachis, tocando canciones de dominio popular y provocando sonrisas y cantos entre los asistentes.

Terminando los invitados arrivaron a Terraza Trinitate donde tuvieron una tradicional cena mexicana donde hubo algunas palabras.

La ceremonia simbólica de Karen y Jad estuvo llena de sentimientos y bajo el impresionante marco con hermosas flores llenas de color, con detalles lbaneses e intercambio de votos, se juraron amor incondicional por el resto de sus vidas. Al final de la ceremonia, los novios y todos los invitados celebraron y aplaudieron esta hermosa unión, así como se celebran las victorias.

La sesión de fotos no fue otra cosa sino belleza en todo su esplendor, las calles empedradas de San Miguel de Allende, las fachadas cubiertas de enredaderas y flores y el sol en el punto perfecto, dieron como resultado puro amor en cada imagen. 

Su llegada a la recepción estuvo llena de sonrisas y aplausos, Karen le dio una grata sorpresa al novio, ofreciendo una entrata tradicional libanesa con tambores, ese gué un detalle inesperado que animó a la pareja y a todos los invitados del mismo origen. Las mesas largas de madera del lugar, sostenían una decoración sencilla, mas invitaban a todos los presentes a admirarlas por la belleza tan característica que los colores púrpura, rosa y vino suelen tener al combinarse, Karen & Jad eligieron unas eclécticas copas azules que hacían un bloque de color con carácter y decidieron combinarlos con platos blancos con motivos azules y bajo ellos una base dorada, que no hacían otra cosa más que resaltar los hermosos colores de las flores al centro y que perfumaban el ambiente tan esplendoroso que se sentía en Casa Chorro.

 

 C E R E M O N I A   Y   R E C E P C I Ó N :  C A S A  C H O R R O